Oaxaca

En Oaxaca, en el sureste de México, se originaron hace más de treinta siglos dos civilizaciones históricas de la cultura universal: La Zapoteca y la Mixteca.

En medio de un valle mítico y luminoso, estos pueblos construyeron una de las ciudades religiosas y astronómicas más asombrosas del México antiguo, conocida como Monte Albán.

El Valle de Oaxaca posee una historia, una geografía y una humanidad preciosas, que habitan dentro de un horizonte con un clima insuperable.

Rodeada de montañas, en Oaxaca conviven una sabiduría milenaria, la hospitalidad de sus moradores y la enriquecedora presencia de sus visitantes.

La Verde Antequera

La ciudad de Oaxaca es también conocida como Verde Antequera. Aunque el origen de dicho nombre es incierto, se conocen ciertos detalles al respecto.

Alrededor de 1530, el primer obispo de Oaxaca, Francisco López Zárate, descubrió yacimientos cercanos de cantera verde, que al empezar a explotar y trabajar para hacer casas e iglesias, vuelve este color característico de la población. Existe una historia, donde los primeros conquistadores, al llegar a esta ciudad, compararon su geografía con la ciudad de Antequera en España. Así es como se acuñó este nombre que nos distingue orgullosamente: Verde Antequera.